Como empresa de colchones a medida en Asturias, queremos empezar diciéndote que la viscoelástica es un material que fue desarrollado por la NASA en los años 60 como parte de su programa espacial y cuyos objetivos que se perseguían eran reducir y aliviar al máximo la presión que los cuerpos de los astronautas sufrían a la hora de despegar y aterrizar.

El colchón es uno de los artículos que debemos prestar muy atención a la hora de comprarlo, ya que de él depende nuestro descanso. En la actualidad existe una gran variedad de colchones en el mercado, cada uno con unas características y funciones distintas. Como empresa de colchones a medida en Asturias vamos a hablar hoy sobre el colchón viscoelástico.

Fue a partir de los años 90, cuando empezó a utilizarse este material en colchones y demás artículos de descanso, debido a sus grandes ventajas. Los beneficios de la viscoelástica son muchos.

En primer lugar, hay que hablar de su adaptabilidad. Esta propiedad hace referencia a la capacidad de la viscoelástica de adaptarse a la forma de cada cuerpo, con independencia de la postura que tengamos durante el sueño. Al tratarse de un material termosensible que tiene memoria, la viscoelástica es capaz de fabricar un molde perfecto de tu cuerpo, favoreciendo una mayor relajación de los músculos y una gran sensación de confort mientras dormimos.

Por otro lado, es un colchón que te da la posibilidad de personalización. Al tratarse de un material que cada vez se usa más en colchones de alta gama, hay muchos estudios e investigaciones centradas en las mejoras continuas de este artículo. Una de estas mejoras consiste en poder controlar el nivel de firmeza que queremos aportar al material viscoelástico, para poder influir en la firmeza final del colchón. De esta forma, cada persona puede disfrutar de un colchón viscoelástico personalizado, adaptado a sus necesidades en cuanto al sueño y al descanso.

También se caracteriza por reducir los niveles de presión. Al maximizarse la superficie de apoyo al tumbarnos, se produce un reparto homogéneo del peso a lo largo de toda la superficie del colchón. De esta manera, se consigue una sensación de gravedad cero durante las horas de sueño, que tare numerosos beneficios como la mejora de la circulación sanguínea y la mejora en la calidad del descanso.

Por último, tiene una gran capacidad de recuperación. Una vez que deja de aplicarse presión sobre la viscoelástica, ésta recupera su forma original. Cabe destacar, que dependiendo de la composición de la viscoelástica que incorpora el colchón, este proceso puede durar más o menos tiempo.

En Tapivar contamos con más de 30 de experiencia en el sector, ofreciendo a nuestros clientes un excelente servicio y máxima calidad en todos nuestros productos. Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.